9/2/09

JUANSE MOLINA

CÁNCER






El día comenzó muy bien para ella, iba dispuesta a decirlo todo, mirarlo a los ojos, amarlo, entregarse totalmente a él, pero estaba ese miedo otra vez, ese miedo que siempre la llenaba y la hacía temer la reacción que él podría tener, porque ya lo había vivido y porque él era amigo de Pedro, ese que se fija demasiado en lo superficial y quien mantiene haciendo chistes al respecto de ella. Igual no prestaba casi atención, con Juan, ella se sentía bien y estaban saliendo hace unos días.

El miedo la abordaba, por esa superficialidad de ese grupo de amigos, pero igual ella creía que Juan era distinto, lo sentía, ese sexto sentido que dicen tener las mujeres le aseguraba que él era distinto.

Se citaron en el parque, se encontraron y los nervios se llevaron la voz de ella, pero no la de él, Juan, la miró a los ojos, le pidió que fuera su novia, ella incrédula le pidió que le repitiera eso y él sin titubear lo volvió a hacer. Ella llena de alegría aceptó, pero le hizo la gran pregunta.

-Juan, corazón, ¿tu sabes que yo estoy enferma?-
-No, y eso no me importa.-contestó él.
-Pero Juan, tal vez si te importe.
-¿Es muy grave?
-En parte, pero, no quiero perderte.
-entonces cuéntame, ¿qué tenés? Que te hace pensar que me vas a perder.
-Juan, tengo cáncer de seno, de hecho ya me amputaron el seno para extirpar el tumor.
-Ah, me imaginé algo mas grave.
Ella sonrió, no sabía si era ironía o realidad el comentario que hizo.
Él le habló y le dijo:
-Sabes, a mi eso poco me importa, yo no tengo mis intereses en tu sexo, es lo ultimo que me importa de ti, si te pedí lo que hice fue porque me gustó lo que vivimos juntos, las salidas, los momentos, esas sensaciones que siento cada que te veo. Lo ultimo que me importa es que esa enfermedad te haya, entre comillas, deformado, pero sabes, alguna vez vi una foto de una mujer con tu situación y dije, “es amor puro cuando uno quiere, sobre todo en la enfermedad”, y eso te lo demuestro, en este momento estoy dispuesto a todo por ti, a realizar mis sueños contigo, a compartir contigo, porque soy diferente, poco me importa tu apariencia, lo que me importa es que estés feliz, que me acompañes y que quieras realizar tus sueños a mi lado y estaré a tu lado en las buenas y en las malas.


El beso selló la conversación, el beso consumó la relación, entrelazaron sus manos y caminaron juntos hacia el horizonte.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

que historia ............ sera q cosas tan bonitas pasan en el mundo real ......... esperemos q si.......bueno Junse me gusto mucho tu pequeño cuento espero q sigas escribiendo(como siempre).... y bueno usted sabe q se le quiere y se cuida.....
De: Tati XD

kelly dijo...

corazon tu sabes lo q pienso respecto a lo q escribes... y no ps nada la historia esta durita pero spr spr linda!!!!! y ps ojala este tipo de cosas sucedieran asi tal cual.
un beszote-!!!

rayuela dijo...

Amor puro! Lejos de la superficialidad,lejos de lo físico,lejos de lo que nuestra "cultura de lo bello" impone.
Bien por Juanse!

Anónimo dijo...

Hola Juanse, la verdad es más cruel el título del cuento que lo que uno alcanza a leer, esta vez a diferencia de los otros escritos tuyos me parece que le bajaste la guardía a la dureza y es adecuado, suficiente con que las mujeres puedan llegar a padecerlo. Es alentador leer esto, pues el personaje Juan viene siendo el principe azul moderno que todas quisieramos tener...rico soñarlo por un rato. Me huviese gustado leer más de esa historia.
Isabelc

NoeliaA dijo...

Ojalá todo el mundo viera en este cuento un héroe, así todo el mundo lo sigue. El problema es que no debieramos ver como heroes a gente que hace lo que se debe hacer... Pero la escacez hace de la minoría un pequeño grupo heróico que se mantiene incólumne pese a la degradación de la sociedad.
Mis saudos a todos uds. y en especial al autor de este cuento.

Anónimo dijo...

de que capitulo depadres e hijos salio esecuento??