26/2/09

LINA MARCELA CEBALLOS BECERRA























LA SOLEDAD Y YO


Pasa lo inesperado y lo que se espera sigo esperando
La soledad le apuesta al amor y sale perdiendo
Para la soledad el amor no existe
Y la soledad soy yo, la soledad se disfraza de mí
le presto mi identidad
Y ahora que quiero recobrarla no quiere devolvérmela
La soledad me abraza
Ese abrumador abrazo me asfixia
Ese abrazo produce mi agonía
Nos tomamos un trago brindamos (con vino de tres pesos)
Por ella, por mi, por las dos
Pero la soledad conmigo se siente sola
Decide abandonarme
¿Donde estas soledad?
Quedo sola y sin ti.

Francis bacon, pintura, 1946 - imagen tomada de: http://meccanismo.blogspot.com

2 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Bravo por ese brindis con la soledad, megnífico punto de inflexión de un poema maldito y hermosos a la vez. Un abrazo.

Rayuela dijo...

Hermosísimo y terrible poema!
Acompañado perfectamente por Francis Bacon.


Te dejo un beso!