3/2/09


Asumirme devorado

ver en los estómagos humanos
pedazos de carne
mía.

Yo también los he devorado,
confieso que cada uno de ustedes
hace parte de mi como esencia,
como proteína vital.

Soy los dos extremos
de la cadena alimenticia
del Serengueti civilizado,
león y gacela a un tiempo.
Dientes y carne a un tiempo.

Prefiero ser la carne,
carne que se come los dientes,
los dientes comidos,

¡Carne que se come los dientes!

La carne es el tiempo,
los dientes, el hombre.

19 de enero/2008. Morritos, Colombia

1 comentarios:

NoeliaA dijo...

Buena metáfora, esto de invertir la acción..